Eto’o: Aptitud, Actitud y Carácter. ¿Qué ha fallado?

27 07 2009

El deporte es un excelente espejo para el mundo de la gestión. Trabajo en equipo, liderazgo, competición, motivación o gestión de conflictos son algunos de los campos que se pueden estudiar.

Analicemos el caso de Eto’o desde la visión del coach: Destaca por sus aptitudes, tiene una actitud encomiable de lucha y es indomable. Punto y aparte es el tema del carácter. Carácter complicado -como buen líder-. Guardiola ha justificado su cambio en la ausencia de feeling. Ha cambiado una realidad por una expectativa. ¿No conocía a priori su carácter? ¿Podía haberle puesto un coach?

Hagamos una hipótesis: Supongamos que en nuestro equipo tenemos el mejor investigador en el campo del aneurismo. Su carácter también es problemático. Sabemos que tendrá resultados pero el equipo está excesivamente tensionado con él.

¿Qué habilidades directivas 2.0 podríamos probar? ¿Comunicación social y empática? ¿Formación en competencias emocionales? ¿Liderazgo neuronal?

¿Qué opinas?


Acciones

Information

6 responses

28 07 2009
Rita Faro

Vaya por delante que no me gusta el futbol, pero creo que sí, el funcionamiento y la gestión de ese negocio es extrapolable al mundo de la empresa; y eso pensé cuando nos bombardearon en las noticias con la decisión de Guardiola de prescindir de Etó, persona (Etó) que me parece extraordinariamente inteligente, algo que no se suele dar en los futbolistas. (Quizás se pregunten por qué estoy tan informada de futbol, si no me gusta; pues porque guste o no, nos bombardean todos los días y a todas horas con sus noticias, y desde luego dedican más tiempo a los “negocios” que a los resultados, de 30′ de noticias, 20′ son de futbol).
Volviendo al tema en cuestión; efectivamente, cabe preguntarse, ¡por qué tienen que cambiar a Etó ahora después de haber tenido tan buenos resultados, de que lleva años en el equipo (¡creo que no me equivoco!) demostrando resultados; también demostrando su carácter, que desde luego no se ve conformista, pero ninguna persona con talento y de inteligencia extraordinaria lo es, y efectivamente como tú dices Agustí, Guardiola ya lo conocía. Entonces por qué ocurre esto, pues pienso que como otras veces he visto en el mundo de la empresa: porque Guardiola ha sido “encumbrado” como el genio, y le han dado “patente de corso” para hacer lo que quiera o le venga en gana. De esta manera, la persona se cree que cualquier decisión que tome será correcta por ser la suya, y que no tiene que preocuparse por si será o no discutida.
Y que tenemos detrás de esto?: qué es más importante la actitud o los resultados?, a pesar del carácter de Etó, si el equipo ha conseguido esos resultados aún estando tensionado, qué es lo que importa?

28 07 2009
Agustí Brañas

Hola Rosa,

Abres un foco nuevo para la discusión: ¿Actitud o resultados? Yo creo que no tiene que ser a o b -las posiciones extremas nunca no son soluciones eficientes pues acaban pasando factura- sino un mix de ambas.

Una vez me contaron una vieja historia: Si un directivo es A -no necesariamente en términos de ser el mejor, sino por actitud y aptitud-, no tendrá ningún problema en fichar directivos A. Si un directivo es de nivel B, no fichará nunca un directivo de nivel A. ¿Quién se empobrece?

Además, en este caso también cabe analizarlo desde el punto de vista de las expectativas: Uno se va con realidades, el otro llega con expectativas como sucede en la empresa.

Saludos.
Agustí

29 07 2009
luis

En el mundo de la empresa…resultados.
Lo que importa es el resultado final del equipo.
Hay dos modelos de equipo (en el fútbol y en la empresa). El equipo bueno en su conjunto (Barça de hoy) o el de cracks + mediocres (Madrid ¿?).
A la larga el equipo de cracks pincha y en la empresa pasa lo mismo, o encajas al “investigador en el campo del aneurismo” en el equipo o formas un equipo para él. En la empresa hay raros casos de cracks y si los tienes, aíslalos del resto.

30 07 2009
Agustí

Hola Luis,

Podríamos deducir que “el fin justifica los medios”. En mi opinión, no es así. El equipo tiene que estar unido emocionalmente y, si no lo está, tenemos que trabajar las competencias emocionales para que lo esté. Tenemos ejemplos de equipos que se han construido para un jugador/investigador y no han funcionado.

Saludos.
Agustí

7 09 2009
Joaquin Puig

Yo estoy con Luis y con Agustí
En la empresa lo importante son los resultados. Lo que ocurre es que no necesariamente se tiene que ser resultadista.
Me explico, si tienes claro el modelo que quieres y a donde quieres llegar, no es necesario buscar el éxito inmediato (que en relación al futbol es conseguir títulos todos los años) .
El éxito de un equipo se consigue cuando el líder es capaz de transmitir y convencer a todas las personas de su equipo que han de compartir el mismo objetivo, es entonces cuando los contratiempos se superan con facilidad y cuando los éxitos se aceptan con normalidad, como una consecuencia lógica del trabajo.
Si no consigues que el crack forme parte activa del equipo, creo que es mejor prescindir de él. Sinceramente, las individualidades no creo que deban formar parte de un juego, ó trabajo colectivo.
Existen muchos campos en la vida en los que uno se puede desarrollar de forma individual.
Saludos
Joaquin

18 09 2009
jordifigueras

Aunque el caso Etoo sirve para una discusión interesante, la decisión no creo que se tomara por feelings ni caracteres. Eso fue la excusa, se tenia que decir algo.

El caso Etoo es el claro exponente de goleador que va a menos. Ya no hace jugada solo remata. Cualquier delantero con un poco de puntería en un equipo como el Barça marca. Guardiola a buscado revulsivos, cambios, nuevas formas de jugar, porque el juego del Barça ya ha sido estudiado por sus rivales para pararlo, destruirlo y empatar 0-0, y dejar a la suerte un posible gol que decante el partido a uno u otro lado. Aparte está que un delantero centro, al igual que un portero, se acerca más a un deporte individual que a uno colectivo en cuanto a tipo de personaje se requiere. Y normalmente son personas altamente competitivas y cualificadas, por encima de la media o más aún, de la excelencia. So, personas que en grupo pueden o resultan habitualmente conflictivos. Ibra también lo es.

Lo que me parece interesante de la discusión y creo que no se ha respondido es :
¿Qué habilidades directivas 2.0 podríamos probar? ¿Comunicación social y empática? ¿Formación en competencias emocionales? ¿Liderazgo neuronal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: