Decálogo del usuario del talento

27 11 2009

Hola,

Hace unos días leía la excelente entrada de “El Decálogo del Gestor de Talento” de Pilar Jericó. A estas alturas, no voy a decir nada que no sea ya conocido de Pilar. Pilar Jericó es una experta y un referente en el campo de la gestión de personas, a la vez que una reconocida conferenciante.

Hoy, mientras leía la nueva entrada de Josep Julián Josep es un experto, también, en el campo de las personas y miembro de Cloudconsulting- en su blog La Inteligencia de las emociones, ¿Quién dijo que lo obvio era sencillo? me salió la vena publicista y pensé en mis adentros …’ya tengo la nueva entrada de hoy’. Y hela aquí: Decálogo del usuario del talento.

  1. Para l@s que lo tienen
  2. Para l@s que creen que lo tienen
  3. Para l@s que lo buscan
  4. Para l@s que lo encuentran
  5. Para l@s que no lo encontrarán nunca
  6. Para l@s que lo aprovechan
  7. Para l@s que lo explotan
  8. Para l@s que lo ningunean
  9. Para l@s que lo desperdician
  10. Para l@s que no lo tendrán nunca

Siempre había pensado que el talento era un bien escaso. Es más, pensaba que sólo un@s poc@s –entre l@s que yo no me encuentro desgraciadamente-eran l@s agraciad@s que lo tenían. Nunca hubiera pensado que, el talento, sería como la ONU: ¡Nos une a tod@s!

Feliz fin de semana,

Agustí Brañas

Anuncios




Windows vs Chrome o la guerra del iceberg

22 11 2009

Hoy, mientras leía la noticia en “El País” de que Chrome, el nuevo sistema operativo de Google, empieza a caminar y que verá la luz el próximo año, me puse a pensar acerca de la estrategia que está siguiendo Google y la respuesta de Microsoft a la misma.

Lo primero que me vino a la mente fue la gran batalla que hubo entre los formatos de video VHS y Betamax a finales de los 70. Éste, introducido por Sony, ofrecía una mejor calidad de audio y vídeo que la de su competidor.

VHS, lanzado al mercado por Panasonic, consiguió popularizarse y convertirse en estándar durante más de quince años gracias a una mejor estrategia de comercialización.

Esta introducción me sirve para vaticinar que, esta historia, se va a repetir con la nueva guerra del iceberg que se avecina entre Microsoft / Windows y Google / Chrome.  Windows es líder en el mercado de los SSOO. Google, por contra, ocupa el liderazgo en otros nichos de mercado. Su buque insignia es el buscador. A cambio, su estrategia comercial es demoledora: “Donde entra, lo hace para ser líder“.

¿Quién ganará la batalla? Difícil de pronosticar. En mi opinión, al margen de los típicos estandares de “áquel que sepa adaptarse mejor a la sensibilidad del mercado” o “que escuche activa y constructivamente al cliente”, va a ser una lucha fraticida en la que, con toda seguridad, el talento va a ser la munición con la que se van a armar las estrategias. ¿Cómo lo blindarán? Será interesante el hacer un seguimiento … 

Saludos,

Agustí Brañas





¿Qué son las ideas? Nada si …

20 11 2009

Hola,

Ayer compartí café y reflexiones de red con Juanma Roca  -a la mañana- y con Encarna Batet -a la tarde-, amb@s personas con valores y sólidas interiormente.

En un momento dado, surgió un interesante debate: ¿Qué son las ideas?. Pensé: -¡Ummm interesante tema! A la tarde se lo plantearé a Encarna. Así que, dicho y hecho, le planteé abiertamente a Encarna la misma cuestión.

La respuesta, en ambos casos -compartida también por mí-, fue instantánea: “Las ideas no son nada si no son llevadas a la práctica“. Parece de perogrullo pero es una cruda realidad: las ideas son humo y no son ni atorgan per se ninguna ventaja estratégica. Para transformarlas en una ventaja estratégica temporal, es necesario el llevarlas a cabo. Es decir, ejecutarlas.

 ¿Qué se necesita para ello?

  • Primero, personas -el verdadero activo de las organizaciones- con carácter emprendedor e innovador, arriesgadas y con decisión
  • Segundo, el diseñar una hoja de ruta para convertir el humo en una realidad
  • Querer y creer que el PENSAR, el HACER y el ESTAR no son términos utópicos sino realidades alcanzables y medibles

Soy optimista y sé que en las organizaciones hay humo. Lo que falta es que el rescoldo del fuego vuelva a avivarse y que las ideas se lleven a la práctica.

¿Ejecutas?

Saludos,

Agustí Brañas





¿Somos [in]competentes en la competencia 1.0 lectura?

14 11 2009

Basado en hechos reales. El otro día, leyendo el último post de Jaime Izquierdo –que os recomiendo por lo didáctico y genuino de su contenido- Competencias 2.0 Personales vs Competencias 2.0 corporativas, se me apareció la musa y me dijo: “Tu siguiente post debe versar sobre la competencia 1.0 lectura”. Así que yo, que soy un chico obediente y servicial, voy a aprovechar el soplo de la musa –para una vez que se me aparece no la voy a ningunear 🙂 -y voy a escribir sobre ello.

¿Quién no ha tenido problemas sobrevenidos por malentendidos con correos electrónicos? Y que me decís de Twitter, donde sólo se disponen de 140 caracteres para comunicar.

Antes de nada, permitidme que me apoye en el RAE y consulte la palabra significar. La 2ª entrada de dicha voz indica: Dicho de una palabra o de una frase: Ser expresión o signo de una idea, de un pensamiento o de algo material.

Desgraciadamente, empieza a ser práctica habitual el proceder a la lectura en diagonal, con los consiguientes quebraderos de cabeza que esto ocasiona, de correos electrónicos, tweets o documentos. ¿Cuál es la razón?. No significar en toda su plenitud el contenido del texto que alguien nos ha remitido.

¿Cuáles son los efectos colaterales de este hecho?

  • La pérdida de tiempo de n-personas derivada por el intercambio de correos, tweets o llamadas que se origina para aclarar el malentendido
  • El impacto, en términos de costes emocionales, por aquello de las relaciones personales que se ven afectadas.

¿Cómo podemos resolverlo? Siendo competentes, de una vez por todas, en una de las principales competencias 1.0: la de la lectura significada.

La pregunta es: ¿Queremos serlo?

Saludos,

Agustí Brañas





Coordenadas GPS: Empresa 2.0. ¿Las encontrará la Empresa 1.0?

7 11 2009

¿Qué opinas?

Saludos,

Agustí Brañas





Las redes sociales en la empresa: ¿Mejoran o empeoran el resultado?

2 11 2009

grailaEsta pregunta me la formulan cada tres por cuatro. Así, l@s directiv@s se dirigen a mí en busca del santo grial: la respuesta. No voy a jugar al escondite y voy a desvelar el misterio ya: Depende. ¿Por qué? Pues porque no hay una única respuesta. En la mayoría de casos, sí que los mejora y, sólo en unos pocos -por falta de visión-, no.

Para empezar, hay que elaborar la respuesta en base a dos criterios: Dibujo

Al combinarlos, obtenemos las combinaciones posibles.  Centraré mi reflexión en el largo plazo ya que, la decisión de iniciar el uso de las redes sociales en la empresa, es una decisión estratégica, y, como tal, responde a una visión no cortoplacista.

La ROI –indicador de retorno de la inversión– de las redes sociales se puede medir tanto cuantitativamente como cualitativamente. ¿Cómo? Algunos indicadores para medirla:

 Cualitativamente

  • Emplead@s más motivad@s
  • Innovación -> Permite repensar y reinventar la empresa fruto de la cultura del 2.0
  • Fuente continuada de conocimiento externo obtenido en  las redes

Cuantitativamente

  • Oportunidades de negocio que surgen continuamente
  • Minimización de costes de adquisición de nuevos proveedores. Con un click y una llamada podemos encontrarlos
  • Construir una imagen de marca en la red al posicionarnos en las redes

La pregunta inicial, a tenor de lo anterior, hay que reformularla ahora: ¿Redes sociales Sí? ¿Redes sociales No? La decisión está en tus manos. Tú, ¿De qué bando estás?

Saludos,

Agustí Brañas