Decálogo del usuario del talento

27 11 2009

Hola,

Hace unos días leía la excelente entrada de “El Decálogo del Gestor de Talento” de Pilar Jericó. A estas alturas, no voy a decir nada que no sea ya conocido de Pilar. Pilar Jericó es una experta y un referente en el campo de la gestión de personas, a la vez que una reconocida conferenciante.

Hoy, mientras leía la nueva entrada de Josep Julián Josep es un experto, también, en el campo de las personas y miembro de Cloudconsulting- en su blog La Inteligencia de las emociones, ¿Quién dijo que lo obvio era sencillo? me salió la vena publicista y pensé en mis adentros …’ya tengo la nueva entrada de hoy’. Y hela aquí: Decálogo del usuario del talento.

  1. Para l@s que lo tienen
  2. Para l@s que creen que lo tienen
  3. Para l@s que lo buscan
  4. Para l@s que lo encuentran
  5. Para l@s que no lo encontrarán nunca
  6. Para l@s que lo aprovechan
  7. Para l@s que lo explotan
  8. Para l@s que lo ningunean
  9. Para l@s que lo desperdician
  10. Para l@s que no lo tendrán nunca

Siempre había pensado que el talento era un bien escaso. Es más, pensaba que sólo un@s poc@s –entre l@s que yo no me encuentro desgraciadamente-eran l@s agraciad@s que lo tenían. Nunca hubiera pensado que, el talento, sería como la ONU: ¡Nos une a tod@s!

Feliz fin de semana,

Agustí Brañas


Acciones

Information

13 responses

27 11 2009
carolus

Entre las personas, siempre hay una lucha por el poder. Alguien lo conseguirá y otros conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de ese poder. Te guste o no, ya estás metido en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf

28 11 2009
Agustí Brañas

Hola Carolus,

En primer lugar, agradecerte la aportación que haces con este libro. Le he echado un vistazo y me ha parecido muy interesante. Especialmente, el análisis de las tipologías de los cortesanos.

Ciertamente, siempre hay, por desgracia, una lucha por el poder. Ahora bien, de este decálogo, las categorizaciones que, en mi opinión, son más negativas para la empresa -y, de ést@s, encontramos una gran densidad por cm2 en la empresa- son la 8 y la 9.

A menudo, l@s directiv@s ningunean el talento y, consecuencia, lo desperdician. ¿Cómo va a ser posible que este colaborador pueda haber pensado o ideado esto y yo no -piensan-?. Este suele ser su razonamiento.

Saludos,
Agustí Brañas

28 11 2009
Anna

Un post divertido que me ha recordado el anuncio de una conocida marca de refrescos: “para los que sí, para los que no, para los que quizás…” Y como en el mismo caso, supongo que hay talento que engorda/nutre a las organizaciones y otros que aportan 0 calorías…😉

28 11 2009
Agustí Brañas

Hola Anna,

La entrada, en efecto, nace en el anuncio que tú apuntas. En relación a lo que comentas, l@s que aportan 0 calorías a las organizaciones, son aquellos que -Principio de Dilbert- han ido promocionando en la organización y que, tras cada ascenso, también ha implicado un cambio en la posición que ocupaba en el Decálogo del usuario del talento.

Saludos,
Agustí Brañas

28 11 2009
Pedro

Hola a tod@s,

Los directivos no despiertan ni alimentan el talento de sus colaboradores. Yo creo que el talento es una mezcla de aptitudes y de esfuerzo. También el talento dentro de una organización lo aporta el grupo, ya que no todos contralamos todos los campos y es más benefivioso un equipo que talentoso y uno con talento.

30 11 2009
Agustí Brañas

Hola Pedro,

En efecto, el talento, en primera instancia, es patrimonio de un@ mism@. Ahora bien, donde alcanza todo su esplendor en la organización donde, como sabes, está formada por la suma de talentos, voluntades, esfuerzos y aptitudes, en definitiva, PERSONAS con mayúsculas.

Ay🙂 casi se me olvidaba aCtitudes … la C, en este caso, marca la diferencia. Las actitudes es lo potencia. La base es el talento pero, si la potencia es 0, por más talento que haya, el resultado siempre será 1.

Saludos y feliz día,
Agustí Brañas

29 11 2009
Pilar Jericó

Muchas gracias, Agustín, por tus palabras y referencia. Me ha encantado tu post… Sólo añadiría que todos, absolutamente todos, tenemos talento. Aunque a veces haya personas que sólo lo evidencian fuera de su trabajo…
Un abrazo

30 11 2009
Agustí Brañas

Hola Pilar,

Un placer recibirte en ésta, tu casa. Cierto, tod@s tenemos talento -de ahí una de las frases finales de la entrada en la que nombraba a la ONU-, ahora bien, un@s lo utilizan para generar más talento y, otr@s, lo utilizan para destruir talento.

Es interesante lo que apuntas de que hay personas que sólo lo evidencian fuera de su trabajo. En mi opinión, no hay una única causa que explique el por qué sino que hay un conjunto de elementos que lo explican: Motivación, proyecto personal o profesional, etc.

Es una patología que, en primera instancia, impacta en la organización pero que, a largo plazo, se acomoda en tu interior deviniendo una metástasis.

Saludos y feliz día,
Agustí Brañas

1 12 2009
Josep Julián

Hola Agustí:
Por la parte que me toca, también te doy las gracias por la referencia compartida con Pilar. Es un honor. En relación al talento, mi posición es que todos tenemos algunos y en muchos casos más de los que pensamos y que mejor nos iría si tratáramos de explotarlos en su máxima dimensión en lugar de tratar de comparar los del otros con el que tenemos nosotros de esos.
Cada vez que decimos, jolines, ya me gustaría a mí pintar como tal o cual, o vestir con la elegancia de…, etc. nos estamos perjudicando innecesariamente. Si mi talento es hacer pompas de jabón, cuanto mejor las haga mejor.

Un saludo.

2 12 2009
Astrid

Hola Agustí,
Comparto los anteriores comentarios sobre el/los talento(s) particulares de cada uno y la importancia de intentar explotarlos al máximo, no solo en las organizaciones en las que trabajamos, sino en todos los ámbitos. Lo más importante creo es la satisfacción y seguridad que eso nos dará, independientemente del reconocimiento que recibamos de terceros. Y apuntaría además lo importante que eso es para las nuevas generaciones cuando se inician en la vida laboral, y lo dificil que es par ellos que se les reconozca el talento cuando no tienen experiencia laboral previa.

8 12 2009
El Marketing Personal no significa convertirse en un adicto a Twitter - Senior Manager

[…] Así que por muchas horas que algunos dediquen a las redes sociales, pensando que: a más tiempo invertido más harán crecer su marca. Les digo que: “No tiene mejor marca el que más hace, sino el que lo hace mejor” (¿talento?). […]

8 12 2009
Pepe Camacho

Hablando de Talento y cómo cultivarlo / desarrollarlo / retenerlo (somos directivos, no mecenas…), me permito recomendaros la re-lectura de Baltasar Gracian.

15 12 2009
Nacho Muñoz

Está tan machacada la pobre de la palabra “talento” que ya casi no sé lo que significa. Muy refrescante esta entrada, un saludo!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: