Conjugando el verbo HACER


Hola,

Hoy es, de hecho, el primer día del nuevo ejercicio económico. Así que la segunda entrada del año se la voy a dedicar al verbo HACER .

  1. Yo hago
  2. Tú haces
  3. Él hace
  4. Nosotros hacemos
  5. Vosotros hacéis
  6. Ellos hacen

En definitiva, haciendo hacemos.

Uno de nuestros cometidos, como directiv@s, es lograr los objetivos. Nuestra responsabilidad, como personas, es CUIDAR, con ASERTIVIDAD, a quien es el sujeto de la acción: La PERSONA.

Os dejo con la entrevista que le hizo Eduard Punset a Roger Schank… que disfrutéis de ella.

 Saludos,

Agustí Brañas

P.D.

“El hombre es inteligente porque tiene manos.” – Anaxágoras

11 comentarios

  1. Como un artículo que hice no hace mucho, ‘Liderando que es gerundio’, ese es el tiempo verbal adecuado, el gerundio en todo lo relacionado con el managment.

    De poco nos vale hablar si no lo llevamos a la práctica.

    Un abrazo amigo

  2. Me ha gustado que incluyeras aquí un concepto que sabes comparto; CUIDAR y no guiar, yo añadiría “acompañar” y no arrastrar, esa es la actitud a tener junto (no frente) a alguien que desees que aprenda algo.
    Curioso que preconice la implicación del alumno en la adquisición del conocimiento, Schank, experto en inteligencia artificial! 🙂
    Buen post y buen mensaje, Agustí!

  3. Parecen universalmente aceptadas cosas paralelas a esta, como que “a andar se aprende andando” y es porque hemos visto a nuestros hijos (o a nuestros hermanos pequeños) aprender a caminar o a montar en bicicleta. En el mundo empresarial también es común reconocer la experiencia (en según que tareas) como elemento de valor, por todo lo que se ha aprendido mientras se hacía (learning by working). En cambio, en los niveles de dirección, parece infravalorado este aprendizaje (necesario a mi entender) y las organizaciones pretenden que el directivo sea bueno desde el inicio, sin esperar un plazo razonable para que cometa errores y asimile sus nuevas funciones y sus nuevos roles. Cuantos buenos técnicos han sido promocionados a malos directivos porque se ha valorado ese saber hacer conseguido haciendo en una función determinada para promocionarlo a otra en la que por no haber aún hecho no se ha aprendido lo bastante como para hacerlo bien!
    Creo que me estoy liando, así que me centro: para que un (nuevo) directivo pueda cumplir con sus misiones (objetivos, desarrollar el potencial de su equipo…) es preciso que la organización apueste por su aprendizaje basado en la ejecución (aprender haciendo) y para esto, se me antoja una buena opción el coaching.
    Gracias una vez más por invitarnos a reflexionar.

  4. haciendo!! formando!! aprendiendo!! y corriendo como siempre…
    Mi reino por dias de 36 horas :-))
    Abrazos Agustí

  5. Haciendo: observando, explorando, pregutando, respondiendo, compartiendo, aprendiendo y afianzando lo que hemos aprendido.
    La práctica es la esencia del aprendizaje y el tiempo dedicado, la mejor inversión.

    Gracias por compartir este magnífico post, Agustí

    Saludos

  6. Efectivamente, ¡aprender haciendo, hacer para aprender!.
    Reflexionemos, escuchemos, y pasemos a la acción….sólo ella nos permitirá, experimentar y volver a aprender y desaprender en algunos casos.

    Gracias
    Un saludo.Sigo haciendo….
    Noelia San Emeterio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s