¿Emprendedor o asalariado? ¡Alea jacta est!

26 02 2010

Hola,

¿Salario o expectativa? ¿Confort o inseguridad? ¿Tranquilidad o Intranquilidad?. Estas dos últimas semanas he vivido una virulenta batalla interior. El inicio de las hostilidades fue la oferta laboral que me hizo un buen amigo mío. Os pongo en contexto. Veníamos hablando desde mayo de 2009; en las conversaciones, siempre me comentaba: “estoy pendiente de que me autoricen la contratación desde Dirección general”.

En paralelo, yo iba diseñando, modelando y construyendo mi proyecto personal sustentado en emociones, expectativas y realidades. Estaba iniciando ya mi actividad pre-comercial cuando recibí una llamada. Era mi amigo para decirme “¿recuerdas lo que habíamos hablado? Ahora estoy en disposición ya de hacerte la oferta“. ¡Cáspita! Y, ahora, ¿qué hago yo?.

De un lado, la seguridad de una nómina. De otro, motivación, compromiso, sueño, lucha y proyecto personal. En resumen, travesía del desierto. Le pedí tiempo para pensarlo. Lo he consultado hasta la saciedad con la almohada y con mi familia: “toma la decisión que creas oportuna”. ¿Otra vez por aquí? ¡Pero si ya lo hemos hablado 54 veces! Decídete de una vez pero déjame tranquila –me espeta la almohada-.  Os ahorro el resto.

Finalmente, le llamé el lunes 22. Me saltó el contestador. El martes me devolvió la llamada. Ya sabía para qué me llamaba así que no demoré el comunicarle la decisión: Te agradezco que me hayas hecho la propuesta para incorporarme. Al final, tras meditarlo una y mil veces, he decidido que no voy a aceptar la oferta. Voy a arrancar mi proyecto personal. En caso de no hacerlo, siempre tendría la duda de ¿qué habría pasado si lo hubiera hecho? Sé que habrán personas que no lo entiendan. Es una decisión personal. Medida. Valorada. Consensuada. En definitiva, es mi decisión. Sólo el tiempo dirá si fue una decisión acertada o no. Hoy, para mí, lo es.

Y tú, ¿qué decisión habrías tomado?.

Saludos,

Agustí Brañas

P.D.

Cristaliza tus metas. Elabora un plan para alcanzarlas. Fíjate una fecha límite. Entonces, con suprema confianza, lleva adelante tu proyecto. Paul J. Meyer

Anuncios




El éxito: ¿Una estrella fugaz?

22 02 2010

Hola,

Mi compañero de aventura, el portátil, está triste. Su mirada lánguida y alicaída aventura que hoy tampoco lo voy a acariciar para plasmar una nueva entrada en el blog. De pronto, gira su mirada y me reta proponiéndome una idea para escribir: “El éxito: ¿Una estrella fugaz?”.

¿Qué es el éxito? Según la RAE, éxito es el Resultado feliz de un negocio, actuación, etc. o la buena aceptación que tiene alguien o algo. Cuando pensamos en éxito, generalmente, lo atribuimos única y exclusivamente al ámbito profesional:  un contrato, un nuevo cliente o el cerrar una negociación para una nueva línea de financiación. Este tipo de éxito es exterior.

Para mí, hay otro éxito que, habitualmente, nos pasa desapercibido o, siendo más crítico, lo ninguneamos: el éxito personal o interior.

Vencer un miedo, lograr arrancar una sonrisa de alguien que está triste o decidir abandonar una zona de confort para iniciar un nuevo proyecto personal son algunos ejemplos. Quizás no sean cuantitativos pero, sin duda, sí que lo son cualitativos. Son éxitos interiores.

Los éxitos exteriores son fugaces. Los éxitos interiores perduran en el tiempo y dejan huella. ¿Has reflexionado sobre ello?

Saludos,

Agustí Brañas

P.D.

Mi compañero de viaje, el portátil, está contento. Luce una sonrisa de tecla a tecla.





Comparte su sonrisa

12 02 2010

Hola,

Hoy escribo, más feliz que nunca, la entrada en el blog. La he titulado simple y llanamente Comparte su sonrisa.

Hace un par de semanas les pregunté a mis mellizas qué ONG les gustaría que apareciera en el blog. Ambas, al unísono, me contestaron: Sonrisas de Bombay.

Así que me puse en contacto con Alexandra Haglund, su Directora general, para trasladarle mi interés e ilusión en ayudar y colaborar con la ONG. Para ello, le propuse colocar un enlace en el blog. Sé que no es mucho pero haciendo hacemos.

Jaume Sanllorente, el alma mater, ha puesto en marcha numerosos proyectos para ayudar a las comunidades más desfavorecidas de Bombay, entre los que destacan un orfanato, dos escuelas y varios programas para pacientes con lepra y sus hijos, sumando un total de más de 5.000 beneficiados de las calles de Bombay.

Nuestra responsabilidad como personas y directiv@s es ayudar a construir una sociedad fundamentada en los valores y las personas y con un crecimiento sostenible globalmente. La labor es ardua y complicada. ¿Colaboras?.

Saludos,

Agustí Brañas





La confianza: ¿Un comportamiento racional o irracional?

7 02 2010

Hola,

L@s economistas solemos, a menudo, basarnos en la Teoría de las Expectativas para intentar aventurarnos a explicar determinados comportamientos humanos.

Hace algún tiempo, se llevó a cabo un interesante experimento con monos. 

El resultado del mismo, junto a la Teoría de las expectativas, me lleva a plantearme y cuestionarme si la confianza es un comportamiento humano racional o irracional.

Me lo cuestiono analizando la política en su estado actual, su [escasa] credibilidad y l@s polític@s desde la óptica de la empresa.

Sí – no – sí – no …

¿Qué pensáis?

Saludos,

Agustí Brañas

P.D.

¡Feliz semana!





Mi jefe ha promocionado. ¿Quién soy?

1 02 2010

Hola,

El día a día de las empresas comporta la existencia de las tan manidas “promociones. Tranquil@s, no voy a escribir –hoy- sobre la subjetividad de las mismas. Las organizaciones necesitan, para su propia supervivencia, promocionar o encumbrar a determinad@s perfiles. En definitiva, a personas.

Voy a centrarme en la situación que se genera tras la promoción de un jefe. Planteemos el escenario inicial:

  • Tu jefe ha promocionado
  • Llega un nuevo jefe
    • Interno o de la organización
    • Externo o fichado de fuera

Las empresas u organizaciones, a la hora de decidir las promociones, desprecian el impacto que pueden tener en ellas las mismas. La promoción de un jefe conlleva, en gran multitud de casos, un borrado en la memoria[i] de la organización de tu valoración como profesional, a la vez que tu progresiva desubicación en la misma.

Fruto de lo anterior, algun@s profesionales deciden abandonarlas. ¿Quiénes?

  • L@s que son atractiv@s para el mercado
  • L@s que no tienen miedo al cambio

¿Son conscientes las empresas que las promociones pueden fortalecer a su competencia? ¿Qué opinas?

Saludos,

Agustí Brañas


[i] El nuevo jefe llega con la mochila medio llena.