¿Sería factible una organización lucrativa sin Dirección general?

25 09 2010

Hola Julen,

Hace días que ando dándole vueltas a esta idea: ¿Sería factible una organización lucrativa sin Dirección general? o, dicho de otra forma, una empresa en la que la figura del CEO -léase también Director general- no existiera.

¿Por qué me planteo esta hipótesis? Como sabes, un alto directivo fue secuestrado y liberado hace un mes. En total, su cautiverio duró ocho meses. Durante estos ocho meses la compañía ha continuado funcionando.

Esto me lleva a plantearme la pregunta que da título a este post: ¿Sería factible una organización lucrativa sin la figura de dirección general? Y, yendo más allá, ¿Hay alguna posición en la empresa que no sea amortizable?

¿Qué opinas? ¿Qué opináis?

Saludos,

Agustí Brañas


Acciones

Information

15 responses

25 09 2010
Tweets that mention ¿Sería factible una organización lucrativa sin Dirección general? « Nuevas habilidades directivas 2.0 -- Topsy.com

[…] This post was mentioned on Twitter by Ignacio Quintana Esc and Silvia, Agusti Brañas. Agusti Brañas said: ¿Es factible una Organización lucrativa sin Dirección general? by @agustibranas http://bit.ly/bX4GSR #management #rrhh cc @juleniturbe […]

25 09 2010
fatimamartinezlopez

Buenas tardes Agusti:

Creo que el problema no es si la figura de un Director General es o no prescindible.
En mi opinion existen figuras en las empresas a las que se les paga por dirigir y pensar.
Posiblemente las funciones de este Dtor Gral se haya diluido y hayan sido asumidas por sus colaboradores. Tambien es muy probable que en estos meses nadie se haya dedicado a pensar en nuevos negocios, nuevas ideas… se habran limitado a trabajar.
Un buen directivo es aquel que sabe ” hacer que hagan” en otras palabras que sepan dirigir y conseguir que sus equipos y la empresa sigan funcionando a pesar de su ausencia.
Imaginanemos por un instante una empresa donde su Dtor Gral enferma y tras 8 meses la empresa se hunde. Esto demostraria que las personas que estan por encima y las que estan por debajo son unos inutiles.
Cierto es que las empresas en los ultimos tiempos han constituido plantillas absolutamente piramidales donde se ha abusado de puestos sin contenido.
Creo que en ese caso si podriamos decir que alguien es prescindible, sobre todo porque habra otros 7 que hacen lo mismo por lo tanto su ausencia no se notaria.
Un abrazo

(disculpar que no haya acentos pero no se muy bien porque no me permite acentuar)

25 09 2010
Ignacio Mincholed

Saludos.
Entiendo la dirección de una organización desde dos puntos de vista. El técnico, y el ideólogo. Históricamente han venido coincidiendo en pequeñas organizaciones donde la figura rectora ha sido patriarcal, y, aun en organizaciones con superestructuras en las que se supone que la orientación se procura desde un consejo. Ese consejo, a la usanza del consejo de sabios de la tribu, no suple la figura del ideólogo. Hoy todavía menos, cuando la imaginación pura no vale y hay que transformarla en creatividad constante. La figura patriarcal en las organizaciones no es suficiente desde hace mucho tiempo. Las rutinas y los modelos se mantienen sólo durante ciclos. Los que se mantienen, felicidades. La orientación no es una rutina que puede aplicarse a un sistema. Un jefe de negociado no es imprescindible si está de baja durante dos meses. Un director general tampoco. La organización se amolda, pero sin orientación se desvanece. Me atrevo a contestar a tu pregunta con un Sí. Se llame CEO o director general. Respondería No, si habláramos de un orientador.

(sin otro ánimo que ilustrar mi respuesta cito algo que escribí en está línea http://pensamientoinevitable.blogspot.com/2010/08/antropologia-y-social-media.html)

26 09 2010
Julen

Hola. Me haces volver atrás en el tiempo, ¡¡¡a 2005!!! Cómo pasa el tiempo: http://blog.consultorartesano.com/2005/12/ideas-radicales-sin-gerencia.html

26 09 2010
Xavier

Buenos días Agustí

Creo que Fátima expresa gran parte de lo pienso al respecto. Por un lado está la persona que ocupa un cargo real en la organización, en el caso que expones el director general, en la que su ausencia puede devenir un problema, o aquella que es un mero artificio, en la que su ausencia más que perjudicar la organización a veces puede ayudarla.

Por otro lado, intuyo en qué caso se basa tu aportación, y es posible que una persona pueda ocupar un cargo real/virtual en una organización, especialmente cuando ésta se financia con dinero público. Por lo que su presencia/ausencia poco influye en su marcha, pues otros aspectos tienen mucho más peso que no el meramente operativo.

Saludos.

25 10 2010
Enric

Lamentablemente el DG también debe hace una función de supervisión, de los sistemas y lo más importante, de brújula para conseguir que el objetivo coincida con el CorBusiness de la compañía.
“Cuando el gato duerme los ratones hacen fiesta” sí está ausente mucho tiempo, podemos encontrarnos en medio del caos con guerras entre departamentos, etc…

26 09 2010
Albert Riba

Buenos dias Agustin

Mi humilde opinión es que en todas las organizaciones debe existir un director general o máximo responsable de aglutinar visiones, ideas o acciones, aunque otra cosa es de que manera se aplica este liderazgo!

Lo que dices también es cierto que en ciertas temporadas el equipo puede suplantar la carencia del líder, pero para el bien de todos, es bueno alguien coja el timón del barco🙂 .. aunque que puedo irlo cediendo🙂

Gracias

Albert

26 09 2010
Humannova

Buen ejemplo para debatir Agustí, el tema es que hay organizaciones que tienen organigramas circulares, donde la figura del líder es además directivo y sus colaboradores aceptan esta y apoyan esta organización. Una empresa que ha desarrollado una cultura tiene más posibilidades de salir adelante que una organizada piramidalmente donde cada trabajador se limita a cumplir órdenes, al más puro estilo kafkiano por poner un ejemplo de extremos. Es prescindible entonces el Director General? Por esta regla de tres sí lo es. De hecho nadie es imprescindible, pero entonces no hablaríamos de empresa -quizá cooperativa- si acabamos concluyendo que la cúpula directiva puede obviarse. Quizá una cultura organizativa bien definida e integrada puede ser tan efectiva como para prescindir de un Director General, aunque hay momentos en que la empresa necesita una persona que piense más allá de la procesos internos, es decir, una persona emprendedora.
Saludos!!

26 09 2010
Fernando Gastón

Bona nit Agustí,

Estoy de acuerdo con los comentarios anteriores. Si hace falta un D.G. aunque temporalmente puede no ser necesario. Dependiendo de la organización, la falta de un DG claro durante 8 meses puede llevar a la compañía al caso. EL impacto de la ausencia puede ser mayor o menor dependiendo del momento, del tipo de negocio, …. Por ejemplo, a una compañía de seguros sin Director General no le pasa nada. Una compañía en pleno proceso de cambio sin Director General puede ser el caos. La compañía que comentas se parece más al negocio financiero que a otra cosa, el papel del director general en el corto plazo no es excesivamente relevante y sus funciones están muy orientadas al medio-largo plazo.

Un saludo:

Fernando

26 09 2010
agustilopez

Muy buenas Agustí

En cuanto a si es factible, sí, desde luego. He conocido Directores Generales que prácticamente era como si no existieran.

Otra cosa sería debatir en qué entornos y mercados serían viables económicamente a medio y largo plazo. Porque esa misma experiencia me alecciona sobre cómo las personas buscamos una referencia clara en la organización que coincida con quién tiene el poder, especialmente en situaciones de crisis.

Un abrazo
Agustí

27 09 2010
Alberto Blanco

Agustí, factible es, sin ir más lejos en mi empresa no hay una figura de director general, lo que existe es un comité de dirección formado por los socios.

No sé si con un director general nos irían mejor las cosas pero como estamos nos va bien y estamos agusto. Aunque supongo que cada compañía tiene su cultura y no tiene por qué ser extrapolable.

Buena reflexión. Un abrazo.

27 09 2010
David Martínez

Tenemos el ejemplo de las cooperativas. Donde no existe esa figura y algunas de ellas funcionan realmente bien

27 09 2010
Jaime Valverde

Gran debate el que se ha montado por aquí.

Yo creo que la dirección general, cuando está apoyada por un buen líder es importante, pero también lo es cuando el líder no es CEO.

Lo importante es tener visión común de los objetivos y tener claro el camino a seguir. Da igual que sea con un líder en el organigrama, con uno no “oficial” o sin liderazgo alguno,

¡Que lideren las ideas!

¿Qué os parece?

29 09 2010
marc

de la misma manera, ¿podría un equipo de futbol jugar sin entrenador?

4 10 2010
Silvia Ahumada

Agustí, gracias por compartir.

Factible lo es, sin embargo se requiere un equipo de trabajo muy maduro en donde el liderazgo esté presente en todos los colaboradores. Ese es el gran reto, de lo contrario considero que sí es importante la figura del Director que con su visión pueda alinear la estrategia de la empresa y sobre todo motivar el crecimiento de todos los colaboradores. Compromiso y Confianza.

Saludos
Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: