Mi pescadero: ¿Community manager 1.0?

17 10 2010

Hola,

Hace un tiempo conversaba -21 de julio de 2010- con @estratega sobre un tuit que puso sobre SEO y pescadería. Lo reproduzco: “Todo lo que sé de SEO lo aprendí en la cola de la pescadería” A tenor del mismo, le contesté que tenía pendiente el escribir una entrada sobre mi pescadero.

Éste es un ejemplo de su ordenador. Tiene una RAM mental que para sí quisiéramos much@s de nosotr@s. Su memoria, al igual que la de google, se va optimizando y ampliando a medida que va transcurriendo su jornada laboral y su ordenador central, su cerebro, nunca se cuelga por lo que esto de rebotar le suena a chino.

Bromas al margen, se habla y hablamos de Community Manager Sin embargo, obviamos cuál ha sido el funcionamiento de la sociedad hasta la fecha en el comercio tradicional: Conversar, estar atent@, mimar, servir, ayudar, vender, fidelizar, preguntar, interesarse, y hacer sentirse importante, a pesar del volumen de negocio que genere, al cliente agradeciéndole que haya comprado en su parada. Esta actitud no tiene por que implicar el ser servil con el cliente.

La confianza la siembra y riega cada día con los valores que le inculcó su padre y que, día a día, pone en práctica… especialmente, el de disfrutar con lo que hace y, en paralelo, el de la tensión necesaria: Cada día es una final.

Yo suelo decirle, en tono divertido, que él es el Xavi del mercado y él sonríe saludando a algún/a client@ que cruza por delante de su parada.

Para mí, sin ningún género de dudas, un buen ejemplo de lo que es -o debería ser- socializar humana y profesionalmente con su entorno … ¿Community manager 2.0? ¿Community manager 1.0? O, simplemente, ¿Un buen profesional y mejor persona? ¿Qué opinas?

Saludos,

Agustí Brañas

 





Las personas: ¿Una commodity?

5 10 2010

Hola,

A menudo me planteó esta reflexión: Si las personas somos una commodity. Os avanzo que no tengo una respuesta de sí o no o de 0 ó 1. Hay días que pienso que sí y otros en los que pienso que no. Seguramente, la explicación resida en mi estado anímico, la cual, si me lo permitís, no responde a ninguna razón objetiva.

Ironías al margen, en la nueva -o soñada- economía del conocimiento, las personas dejan de ser -si alguna vez lo han sido- una commodity para convertirse en el recurso más escaso y preciado de una economía basada en el conocimiento.

Las personas no somos máquinas insensibles e inservibles. Tenemos necesidades, sentimientos, emociones y valores. Cada un@ de nosotr@s, con nuestras virtudes y defectos, somos únicos e irrepetibles. Sin embargo, a menudo, desde las Direcciones de recursos humanos se tiende a aplicar políticas indiferenciadas como si fuéramos clones l@s un@s de l@s otr@s.

Algunas organizaciones ya se han dado cuenta y han empezado a aplicar políticas diferenciadas y personalizadas de personas para personas. ¿Se darán cuenta algún día las que no las aplican? Mientras tanto, os dejo con un video sobre clonación humana … quizás un futuro no muy lejano …

Saludos,

Agustí Brañas