¡Qué manía con desaprender!


Está próximo a cumplirse el primer mes desde que sufrí un ictus. No escribo esta reflexión para lograr la “lagrimita/like/me gusta” fácil sino todo lo contrario. Me cansa y aburre el escuchar repetidamente que “necesitamos desaprender para aprender”. ¿Acaso nos desprenderíamos de todos los tesoros que las diferentes civilizaciones nos han ido legando a lo largo de los tiempos o de los descubrimientos que la ciencia ha hecho? ¿A que no?

Tengo la inmensa suerte que el ictus no me ha dejado secuelas y que mi recuperación ha sido total; sin embargo, algun@s de l@s compañer@s con l@s que compartí planta no han tenido la misma suerte. Algun@s, van a necesitar de reaprendizaje para, en la medida de lo posible, volver a llevar una vida normal.

Este hecho es el que me ha hecho pensar sobre lo que significa la voz “reaprender”. Los que me conocéis sabéis que me gusta ir contracorriente y provocar. Eso sí. Siempre con sustrato y sólidas raíces.

Permitirme que me fije, una vez más, en la madre naturaleza y en la ley de la conservación de la energía. Dice así: “La energía ni se crea ni se destruye solo se transforma”. De igual manera, podemos formular que “el saber ni se crea ni se destruye solo se reaprende”.

Cada vez que alguien pronuncia esta frase en internet muere un gatito. Basta ya de “desaprender para aprender”. Reaprender es un verbo muy interesante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s