Final 2011-2012: ¿Juegas?

30 12 2011

Hola a tod@s,

Estamos jugando la eliminatoria, a doble partido -2011 y 2012-, contra la crisis y la recesión. El árbitro –el tiempo, juez implacable- marca que la ida toca a su fin y, con él, llega el momento de hacer balance. Han sido 365 días de juego duro, patada a la tibia, zancadillas –la prima de riesgo– y de juego deshilvanado. Sin embargo, su jugador estrella, el miedo, ha jugado un partido –justo es reconocerlo- destacado.

PODEMOS remontar y ganar. Tenemos un equipo de 11 jugadores que son unos cracks: actitud, corazón, esfuerzo, sudor, alegría, valentía, coraje, sueños, ilusiones, aptitudes y hue***. Hay que triangular entre personas y organizaciones, mimar la pelota –el día a día-, salir al campo, tocar y jugar, hacer rondos hasta cansar y aburrir al contrario. Al TALENTO –que lo tenemos y a raudales- tenemos que añadir el sudor de nuestra frente. Solo así venceremos. No hay fórmula mágica. Solo dos elementos: corazón y cabeza.

Además, disponemos de una gran y extensa plantilla. Sin duda, la mejor. Una muestra:

 

 

Tenemos por delante, pues, el partido más importante –junto al personal: el familiar- de nuestra historia: vencer a la crisis y ganar nuestra particular Champions League. Hay 365 días por delante para jugarlo. Derrotarlo o que nos derrote. En nuestras manos está. Yo lo voy a jugar hasta que esté exhausto.

Cuando sea mayor les explicaré esta batallita a mis niet@s: Yo jugué ese partido. Vencimos¿Te apuntas a nuestro EQUIPO para jugar?

Os dejo con un video de Al Pacino …

Saludos y … ¡Feliz partido!

Agustí Brañas

Anuncios




Feliz P2P 2011

30 12 2010

Hola a TOD@S,

Se acaba, ¡por fin!, el 2010 y llega el 2011. El año que debe marcar ya, de una vez por todas, el despegue de los indicadores de crecimiento y de confianza de nuestro país.

Os dejo con esta composición para que podáis dar rienda suelta a vuestra creatividad y libertad y os podáis elaborar vuestra propia felicitación.

Mis mejores deseos para este 2011 que ya se ha empezado a poner de parto …

Un abrazo,

Agustí Brañas