¡El coste de oportunidad eres tú!

orquidea47gm Hola,

A menudo creemos que somos capaces de atender todo y a todos de forma satisfactoria y eficiente.

¡Craso error! Pues no somos ni superhombres ni supermujeres. Somos seres normales y corrientes que hemos tenido la suerte de nacer.

El día tiene 24 horas. No más y nuestro cuerpo necesita descansar y relajarse de la tensión diaria.

Tenemos que balancear entre nuestras obligaciones y necesidades y el valor añadido que generamos hacia nuestro entorno si las atendemos ya que, el coste de oportunidad, somos nosotros. Si atendemos una, no podemos atender a otra simultáneamente.

La pregunta es: ¿Somos conscientes de que nosotros somos el coste oportunidad?

Deseándoos que tengáis un feliz y sonriente día,

Agustí Brañas

7 responses

18 09 2009
Noelia

Cierto Agustí. Lo que ocurre es que nos han “educado”, o el contexto nos ha llevado a tener que ser esos superhombres y supermujeres, que llegan a todo. Pero por mucha energía, esfuerzo y motivación que tengamos, algún frente en determinados momentos queda desatendido.

Me encuentro muchas veces en coaching a directivos esta sensación, y cuando se permiten una licencia de tiempo propio, se sienten “culpables”. Trabajo el evitar este sentimiento de culpa, pues neceistan tiempo para descansar, relajarse y tener un mayor coste oportunidad.

¡Dedíquemonos un espacio propio!.
Un saludo

Noelia

18 09 2009
Eduardo

Pensemos por tanto, como calcular el VAN y la TIR de nuestros proyectos en función de este coste de oportunidad.
Si hacemos este ejercicio, veremos que realmente estamos poco valorados, tendremos que ver como financiar los proyectos en función del personal que tenemos.

Es un ejercicio complicado……………….

18 09 2009
Xavier

Cómo estoy apagando fuegos todo el dia y procastinando sin cesar no tengo tiempo de calcular los costes y mucho menos recalcular VAN’s y TRI’s asociados a proyectos en marcha.

El dia que levante la cabeza y mire hacia adelante, a lo lejos, quizas descubra que existe otro mundo pero el crujido de las cervicales va a ser doloroso.

El gran problema es darse cuenta demasiado tarde cuando los costes de oportunidad son tan enormes que no pueden ser ignorados. Entonces también será irrelevante cuantificarlos e incluirlos en la valoración de los proyectos.

19 09 2009
pitusa

Xavier,

Lo de que ” las ganancias a corto son perdidas a largo…” es cierto.
Si ademas eres consciente de que no estas mirando hacia adelante porque estas demasiado ocupado en el dia a dia…, es que tambien eres consciente de que esta situación te pasará factura.

No te conozco, pero si que estas palabras las he escuchado otras veces.

Te aconsejo que seas valiente, y te des una oportunidad de reflexión.
( que es toy haciendo ?, es lo mejor que puedo hacer?, Que alternativa tengo? )

18 09 2009
Senior Manager

La vida es tan corta que a veces no sabemos si darnos una oportunidad, o si por dárnosla, estamos perdiendo alguna otra…
SM

19 09 2009
Manuel

Buen artículo Agustí.

El otro día hablaba con un cirujano que pasa de los 70 años y todavía sigue en activo. Me comentaba que llegado el fin de semana se siente culpable por no producir, es decir, por no realizar actividades que de manera directa le reporten ingresos económicos.

Le hice la siguiente reflexión: algún día, tarde o temprano, dejaras tu actividad laboral y entonces ¿Qué harás? … No supo responderme.

El trabajo es necesario para proporcionarnos unos ingresos económicos que nos permitan vivir con dignidad y para poder desarrollar nuestra carrera profesional. Nuestros logros y fracasos en el trabajo afectan de manera directa a nuestra vida.

El problema viene cuando el trabajo, es nuestro único objetivo en esta vida. Cuando las cosas van bien, fenomenal, todo es estupendo. Pero en el momento en que tuercen, por no haber conseguido objetivos o por un despido, la persona se frustra pensando que toda su vida ha fracasado.

Debemos pensar más allá de nuestro trabajo y averiguar lo que realmente nos pide la Vida. El hombre no es dueño de su destino y alcanzará la felicidad en la medida en que sepa aceptar con esperanza los acontecimientos conforme le vienen.

Yo creo que el que está bien no es porque le salen las cosas bien, sino porque es capaz de aceptar con esperanza las cosas que le salen mal.

Creo que nos viene lo que nos conviene, aunque muchas veces no seamos capaces de verlo.

Un saludo.
Manuel.

————
PD. He dejado este mismo mensaje en el debate que has abierto en Linkedin

23 09 2009
Toni

Naturalmente que somos el coste de oportunidad, el planteamiento esta claro: ¿trabajamos para vivir? o ¿vivimos para trabajar…? todos tenemos una respuesta clara a eso, nadie lo duda, pero somos consecuentes con la respuesta que mentalmente emitimos?

Muchos alegaremos que disfrutamos trabajando, que nos gusta lo que hacemos y nos sentimos realizados, pero alguien dedicaría tantas horas a un Hobby, sea este cual sea, si no estuviera remunerado?

Tengo un buen amigo que aunque ha desarrollado su carrera profesional en el área técnico-industrial es filosofo de formación me recomendó un ejercicio muy sencillo “Dedica 10 minutos cada día para analizar lo que has hecho durante la jornada, 10 minutos para plantearte la jornada de mañana y 10 minutos mas para analizar como te sientes con tu vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: