El tren de nuestra vida laboral: ¿Viajer@s?

1099848A menudo, alguien me comenta: “He cambiado de empresa y no quiero saber nada de mi antigua empresa”. Acto seguido, siempre formulo la misma pregunta: ¿Ni de nadie de allí?. La respuesta suele ser, generalmente, la misma: Un no lacónico.

En mi trayectoria profesional, la mayoría de cambios han sido fruto de una decisión propia aunque también he sufrido ceses. En cada una de estas estaciones, no he apeado a todos los viajeros. Algunos, sólo los que yo he escogido, han continuado conmigo en mi viaje. ¿Por qué? La respuesta es rápida: me han permitido mejorar como persona y enriquecerme  profesionalmente.

La pregunta es: ¿Somos conscientes de que, con nuestra actitud, despreciamos a nuestros líderes personales? ¿Qué opinas?

Saludos,

Agustí Brañas

12 responses

24 09 2009
Noelia San Emeterio

La verdad es que puedo decir que he tenido suerte en los trenes que he tomado a lo largo de estos años. Me he encontrado con viajer@s muy diversos, unos tomaron otros destinos, con otros nuestros destinos se cruzaron en muchos puntos de este camino, y estoy segura que se seguirán cruzando porque buscamos las estaciones donde apearnos y volver a subirnos juntos hacia otros destinos.
Incluso con aquellos viajer@s “me dieron el viaje”, los recuerdo, con menos cariño, pero desde el aprendizaje, de aquello que no se debe hacer.
Puede que sea mi actitud, es probable, pero mi liderazgo tiene parte innata, de cotexto, y de los viajer@s que me he encontrado en este camino y los qeu me quedan por vivir..

Saludos!!

Noelia San Emeterio

24 09 2009
Agustí Brañas

Hola Noelia,

El revisor de nuestro viaje somos nosotros. Decidimos quién y por qué nos continuará acompañando en nuestro viaje -como dice Senior, nuestro Board Advisor- y quiénes no.

Con el paso del tiempo, y fruto de este Consejo Asesor, he podido mejorar. ¿Cómo? He podido separar la parte emocional de la parte racional de la relación profesional con X -ej.- y aprender de ella. Al igual que manifiestas tú, el Aprendizaje ha consistido en no repetir lo que hacía y no nos gustaba.

Saludos,
Agustí

24 09 2009
Senior Manager

Muy buena reflexión Agustí… al igual que tú me he ido y me han echado, pero siempre he mantenido contacto con los que van quedando atrás, sin importar la empresa. Esto me ha permitido tener en la actualidad “un consejo de excolegas expertos” que me asesoran y que yo a su vez asesoro. Mantener el contacto es tan importante como crear nuevos contactos.
SM

24 09 2009
Agustí Brañas

Hola Senior,

Totalmente de acuerdo. El consejo asesor es bidireccional. En mi caso, sigo manteniendo una relación especial con estas personas.

Ahora bien, como le comentaba a Noelia, en mi caso el consejo asesor está formado tanto por empatías positivas y por empatías negativas. ¿Por qué? Por la fuente de aprendizaje que han representado en mí. Eso sí, con el paso del tiempo.

Saludos,
Agustí Brañas

Saludos,
Agustí

24 09 2009
Àngel Comet

Después de 18 años en diferentes compañías industriales de un grupo multinacional francés sigo manteniendo contacto con algunos de los viajer@s con los que hice ruta conjunta durante un proyecto.Hoy ya fuera del grupo forman parte de mi red de contactos profesionales y en algunos casos nos une la amistad.
Es conveniente sonsacar la mejor experiencia humana y profesional de los viajer@s que te acompañan en cada recorrido.Esto forma parte de tu aprendizaje y realización como profesional y persona.
Saludos!
Àngel

29 09 2009
Agustí Brañas

Hola Ángel,

La mochila con la que iniciamos nuestra carrera profesional y personal, la vamos llenando a lo largo de nuestra vida. Celebro que sigas manteniendo contacto con tus amigos.

Saludos,
Agustí

24 09 2009
Pepelu

Llevo muchos años “vividos” llenos de experiencias, sensaciones y emociones. En el transcurso de estos años he conocido a mucha gente, cada uno de ellos han dejado impronta en mi, he aprendido de lo bueno y de lo malo.

Siempre me he quedado con lo mejor de cada uno de ellos, sus actitudes ejemplares y he aprendido de lo peor de algunos. Pesado bagaje llevo conmigo en el viaje de mi vida que comparto alegremente con todos y aquelos que me han hecho sonreir, soñar, y llorar de dicha por ofrecerme un bonito regalo: La Amistad

Pasamos más tiempo en el trabajo que en nuestra “otra” vida ¿Por que no sacar del trabajo una buena amistad?

Este comentario se lo dedico al autor de este Blog; Una Amistad Laboral.

Va por tí Agustí!!!

24 09 2009
Eduardo "shooter"

A lo largo de mi vida profesional y sobre todo trabajando en la hoteleria, los cambios de equipos y de países han sido siempre muy frecuentes. Definitivamente tengo contacto con muchas de las personas, aunque realmente no con todas con las que me gustaría tenerlo hasta el día de hoy, las redes sociales son las culpables de esto y la verdad nos ayudan un poco a seguir manteniendo relaciones que en algún momento fueron interesantes. aunque también tengo una lista “negra” de personajes que no me gustaría ver ni en fotos :9) Sobre todo algunos jefes, que lo único que tengo que agradecerles es a enseñarme lo que uno no debe de ser al llegar a la misma posición. Saludos desde playa del Carmen, Mexico!

28 09 2009
Josep Julián

Mi experiencia es muy similar a la expresada en el resto de comentarios. Por ejemplo, os diré que de una de las empresas en las que trabajé hace casi 20 años que me fui y nos seguimos viendo y organizando una cena anual que casualmente, este año toca el próximo día 2.
Tengo muy buenos amigos de las empresas en las que he trabajado (me haya ido o me hayan cesado) y como Senior puedo decir que forman una especie de red de conocimiento basado en la confianza que funciona en las dos direcciones y además, como he trabajado en empresas muy distintas, también son distintas las formas de relación con cada uno de los colectivos que dejé o que me dejaron.
Cerrar el baúl por completo en las empresas de las que nos vamos no empobrece como personas aunque en ocasiones no seamos los responsables de que se pierda el roce o el contacto. Pero ese ya es otro tema.
Saludos y enhorabuena por estas reflexiones que nos llegan de tus tambores interiores.

29 09 2009
Astrid

En mi caso, yo también he ido llenando mi mochila de viaje con algunos amigos en cada uno de los sitios en los que he trabajado. Mis cambios de empresa han sido siempre voluntarios y quizás eso ayuda a que, cuando miro atrás, tengo en general buenos recuerdos.
Pero es que además la vida es larga y no sabes a dónde te va a llevar. Como dice Noelia, los trenes se cruzan, las estaciones se repiten y uno nunca sabe si algún antiguo compañero de viaje volverá a subir a nuestro tren e incluso puede que siente en nuestro compartimento. En ese caso, mejor poder disfrutar de una agradable conversación, no?
Un saludo

29 12 2009
admin

Cierto amigo Agustí.
Muchas veces los lazos emocionales creados van más allá de las relaciones laborales.

A veces, los ceses laborales pueden ser traumáticos, pero el tiempo nos pone en una perspectiva en la que se puede aprender mucho de ellos.

Un abrazo y muy buena reflexión.

12 02 2012
Vida Laboral | TagHall

[…] es cuestión de equilibrio … . Conciliación de la vida laboral y familiar « tan_gente . El tren de nuestra vida laboral: ¿Viajer@s? « Nuevas habilidades … . Solicitud de vida […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: