Los átomos del liderazgo: ¿una evolución de los cuatro elementos de la naturaleza?

25 05 2017

IMG_1812Ya sabemos que la naturaleza es el gran libro de conocimiento (Rousseau o Da Vinci ya lo avanzaron con sus citas: “Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza” y “La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender”). De hecho, es el libro de conocimiento por antonomasia. Todo aquello que ideamos o pensamos ella ya lo ha resuelto. Otra cosa es que, nosotros, los humanos, seamos capaces de verlo, entenderlo, sentirlo, escucharlo o copiarlo.

Sé que abordo un objetivo ambicioso y, tal vez, algo pretencioso: encontrar paralelismos –ya avanzo que, haberlos haylos- entre la madre naturaleza y el liderazgo. Se ha escrito, se escribe y se escribirá sobre él por lo que, confío y deseo, que la visión que asienta este ensayo aporte una visión novedosa.

Para ello, voy a buscar una correlación entre los cuatro elementos naturales: el agua, el aire, el fuego y la tierra y los cuatro átomos del liderazgo. No voy a profundizar en los elementos naturales -ya los antiguos sabios griegos los detallaron: Tales de Mileto el agua, Anaxímenes el aire, Heráclito el fuego y Jenófanes la tierra- sino en el lado que me interesa: los átomos del liderazgo.

caracteristicas_liderazgo

 

Llegados aquí os preguntaréis… ¿Cuál es el lazo de unión que abre la puerta a esta tesis?. Los vasos comunicantes que permiten pasar de un ámbito al otro se encuentran en que, ambos, comparten habilidades en cada de uno de ellos.

Elemento Átomo
Paralelismo Tierra Estratégico
Fuego Emocional
Agua Interior
Aire Social

Así, por ejemplo, la tierra es fría como frío es el átomo estratégico del liderazgo. No es necesario subrayar que para diseñar una estrategia, bien personal, bien empresarial, hay que desnudarse y desprenderse de todo tipo de sentimientos y fijarla con la cabeza fría y serena. O el aire, que es húmedo y caliente, como caliente es el átomo social. Las redes neuronales son un excelente ejemplo.

En pleno s.XXI, la naturaleza, pues, vuelve a mostrarnos y a enseñarnos que es el mejor libro de aprendizaje que existe y el paralelismo existente entre sus elementos y el liderazgo.

¿Cuál es el elemento que mejor te define? El que respondas será el vector director de tu estilo de liderazgo.

Os dejo con dos videos: uno, de TED “Perfectly imperfect” y el otro del compositor Peder B. Holland

Saludos,

 

 

 

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: